ME GUSTA

¿Relato corto o novela?


Elegir entre escribir un relato o una novela es una duda existencial para muchos escritores, y por ello, como no hay un consenso definido, sino opiniones personales basadas en la formación, la experiencia o una fusión de ambas, me limitaré a dar mi propia versión sobre las diferencias más visibles entre las dos opciones.


Escritura: El argumento y esquema de una novela se puede desarrollar en un día, pero su escritura (englobando todas las fases necesarias hasta que la novela está lista para su impresión) es una tarea de meses o incluso años.
Un relato corto puede escribirse y corregirse en un solo día (2000 palabras) o llegar a tres o cuatro días cuando se trata de un relato medio (10.000 palabras).

Complejidad de la narración: Aquí tenemos en cuenta la extensión del argumento, las fases temporales que conlleva la historia, la intensidad o volumen de las descripciones de personajes y escenarios, documentación necesaria a recopilar, etc...
Un relato corto no está exento de hacer descripciones ni debe descuidar su ámbito temporal y espacial del mismo modo que se hace en una novela. Pero debo reconocer que es más rápido en cuanto a asimilar la historia por parte del escritor, a desarrollar los diálogos de un modo más directo y continuo, a no tener que estar llevando un listado de personajes y apuntes varios para no perderse en la trama durante la escritura. Su menor volumen de páginas lo hace más sencillo de seguir mentalmente y eso economiza mucho tiempo y esfuerzo.

Protagonistas: En una novela puedes tener uno o dos protagonistas (como en un relato), pero no es lo habitual. La narración tiende a hacerse densa y lenta, el lector se aburre si no ve interactuación y "cambios de plano" o subtramas protagonizadas por otros personajes. En un relato puedes tener un solo protagonista con sus monólogos interiores, pero eso se hace más pesado y peor aceptado por los lectores que prefieren diálogos. El desarrollo de los personajes es similar en novela y relato corto, me refiero a la descripción de ellos (tanto física como mental), aunque reconozco que en una novela dispones de más espacio para "dibujar" a tus protagonistas, aparte de poder contar con un número mayor de ellos.
¡Ojo! no siempre esto es una ventaja, para muchos escritores noveles es un fastidio tener que ir "arrastrando" tantos personajes, muchas veces necesitas llevar muchos apuntes o "chuletas" para recordar el nombre o apellido de ese amigo de la infancia del protagonista.

Escenarios: Ocurre el mismo caso que en el punto anterior, si debemos crear-inventar más lugares (con sus descripciones), la novela se hace más laboriosa que un relato corto que cuente con uno o dos lugares nada más en su trama. Por no hablar de la documentación e investigación necesaria para las descripciones cuando se trata de escenarios reales.

Número de páginas: Un relato corto no suele verse como muy extenso porque llegue a cuarenta o más páginas. Pero una novela que exceda las 500 ó 600 será difícil de vender para un escritor novel.
Es complicado que un lector compre una novela de un escritor desconocido con más de 300 ó 350 páginas. Ya que el tamaño del libro influye en el precio y lo hace poco competitivo. Lo explico: un libro de Stephen King con 800 páginas puedes comprarlo en Amazon por 9,95€, pero un libro de 300 páginas de un escritor novel cuesta 12 ó 13 euros en el mismo portal (ambos con igual acabado y tamaño). Una novela de 600 páginas de un escritor novel costaría unos 17€.
Con Stephen King, Ken Follet o Matilde Asensi ya sabes lo que te puedes encontrar en cuanto a calidad, estilo narrativo, léxico, argumento,... ¿Pero, quién apuesta por un escritor desconocido hasta el punto de gastarte esa cantidad de dinero?

Creatividad: En una novela puedes desarrollar toda tu imaginación para crear una historia tan bella o impactante que quede impresa en las mentes de todos tus lectores. Pero no deja de ser una, solo una historia. Y quizás guste, o quizás no.
Un relato corto se escribe en la décima parte de tiempo, y puedes aprovechar para hacer diez relatos con historias diferentes, así muestras una mayor creatividad e inventiva. El lector podrá tener la seguridad de que tus libros son más imaginativos y con suficiente talento creativo si ha visto diez historias tuyas y le han gustado siete u ocho de ellas.

A la hora de demostrar tu talento narrativo, el relato corto es una herramienta más eficaz cuando no tienes aún un nombre creado que te abra las puertas de las ventas de libros.

Grandes escritores como E.A. Poe, Oscar Wilde, Kafka, Julio Cortázar, F.S. Fitzgerald, García Marquez, S. King,... han apostado muy fuerte por los cuentos o relatos cortos. Por algún motivo será.

Tomar una u otra entrada en tu mundo editorial no excluye de poder realizar ambas a lo largo de tu trayectoria. Al final es tu decisión la que cuenta. Aquí solo he plasmado una humilde opinión personal.
¡Buena imaginación para todos!






Comentarios