ME GUSTA

Proceso de publicación de un libro

Aunque el mayor deseo de todo escritor, sea aficionado o profesional, es el de terminar su obra, el momento de presentarla al mundo se convierte en un quebradero de cabeza importante. Porque una cosa es escribirla y otra conseguir que se lea, que, después de todo, es lo que pretendemos todos con nuestros escritos.

Existen muchas formas de publicar una novela, relato, biografía,... desde el más básico (auto-publicación) hasta hacerlo bajo el respaldo de una editorial que compre los derechos de edición y se encargue de la impresión física, la distribución y publicidad de la obra.


Habrás oído muchas veces esa expresión que reza: «si quieres que algo salga bien, hazlo tú mismo». Aquí nos encontramos con el primer método de publicación. Si has creado tu primera novela y no quieres estar años enviando el manuscrito a las editoriales, esperando una respuesta que quizá no llegue nunca, te recomiendo que conviertas el archivo de texto en PDF o en EPUB. Cualquiera de los dos es susceptible de ser vendido a través de un blog, web, redes sociales o de otras plataformas que veremos a continuación. Empresas como Createspace te imprimen el libro por pedidos y a través de Amazon sin necesidad de gastar un euro ni hacer ningún pedido mínimo.

Puedes crear una cuenta en Paypal y tener, además, tu propia cuenta bancaria. Así puedes aceptar pagos por transferencia o ingresos de Paypal para vender tu libro entre tus contactos personales y los que tengas en redes sociales. Parece una forma cutre, pero si le pones empeño, puedes llegar a más gente que el propio Amazon. Por no decir que ganarás el 80% (aproximadamente) de los ingresos por ventas, mientras que con Amazon puedes llevarte un 30% nada más (si tu libro digital cuesta menos de 2,99€). Tendrás que hacer publicidad a diario, pero eso te tocará hacerlo igualmente si lo vendes por Amazon.

Puedes vender tus libros en Amazon, parece algo menos apropiado después de leer el párrafo anterior, pero piensa en la imagen de cara a los compradores, que te respetarán más si estás en ese portal de ventas. Otra ventaja de Amazon es que puedes vender tu libro en formato físico (tapa blanda), enlazando el libro de Createspace al digital de Amazon y tenerlo todo disponible en una sola página. O en la propia KDP de Amazon, en la que puedes enviar tu manuscrito y diseñar las cubiertas del libro o contratar que te lo hagan ellos. Incluso te ceden un código ISBN gratis para tu libro. AQUI COMO PUBLICAR AL DETALLE.

Otra alternativa es la "falsa co-édición" en la que una empresa (supuesta editorial) intenta que edites el libro con ellos a cambio de un «precio módico». No os lo recomiendo, es la última opción y solo te servirá para que ellos se lleven unos miles de euros a costa de tu ilusión. Te dirán que te ayudarán con la portada, la maquetación, la corrección y la venta, pero, en realidad, te venderán esos servicios y, pasados dos meses, te verás en casa con 1000 ejemplares de tu libro metidos en docenas de cajas de cartón y tendrás que venderlos por tu cuenta. Te habrás gastado seis o siete mil euros y no venderás ni una docena de ejemplares.

Alternativas o complementos de Amazon, son empresas online como Lulú o Bubok, que funcionan de un modo parecido a Createspace: un comprador abona el importe de tu libro y ellos se encargan de imprimirlo y enviarlo a cambio de una comisión. Puedes estar en todos ellos si deseas ampliar el mercado potencial de compradores de tu obra. Aunque recuerda que la publicidad te tocará hacerla a ti en redes sociales y blogs-webs.

Puedes patearte tu ciudad (y alrededores) y tratar de colocar tu libro en pequeñas librerías de barrio, aunque los beneficios por las ventas no compensarán el trabajo que implica. Eso sí, recuerda que lo importante al principio es hacerse un nombre, conseguir que los lectores te lean y que te recomienden, algo mucho más valioso a medio y largo plazo que los ingresos.

¿Editorial tradicional? Sin duda parece la mejor opción, ya que se encargan de todo. Su funcionamiento es muy simple: te compran la edición por un número concreto de ejemplares y te pagan una cantidad fija. Para futuras ediciones o reimpresiones (más ejemplares) te volverán a pagar proporcionalmente, salvo que hayas pactado una cantidad diferente por cada ejemplar. La editorial imprime los libros y los distribuye en librerías físicas y en Amazon, Casa del libro y otros portales. Lógicamente no te cobran nada, al contrario, te pagan por tu obra.

La parte negativa de esta última opción se encuentra en dos puntos concretos: por un lado el del vendedor o tienda física, que trata de «colocar» lo más fácil de vender a sus clientes, y se centra en los superventas avalados por las editoriales, libros de grandes escritores con renombre y con facilidad para vender, olvidando tu libro, que has escrito con todo el mimo y amor de tu corazón pero siendo un desconocido. Y por otro lado está la política de compra de los usuarios de las librerías físicas, que suelen ir a comprar un libro en concreto (de escritor conocido y con mucha publicidad) o a elegir uno entre los más vendidos (más de lo mismo). Un escritor novel con un libro desconocido y perdido entre las estanterías del fondo de la tienda no tendrá nunca opciones de venta.

Conclusión: Trata de vender en Amazon y librerías online parecidas, en tu blog y web y en todos los idiomas que puedas. Haz publicidad a diario en redes sociales sobre tu libro, mostrando partes del mismo para enganchar a los lectores, dando la opción de leer el comienzo, haciendo sorteos de ejemplares, etc... Y si tu libro es bueno, te garantizo que podrás salir adelante.

Por cierto, no te limites a un solo libro, si te gusta escribir, si amas la literatura, empezarás el siguiente libro tras terminar el anterior. No esperes el éxito o el dinero, limítate a escribir y, si tienes talento, el éxito estará más cerca que si buscas el dinero.






Comentarios

Publicar un comentario