ME GUSTA

Editorial vs. imprenta, que nadie te engañe


Me gustaría terminar este mes de agosto con un artículo de reflexión sobre un tema que trae de cabeza a más de un escritor novel, el de la elección de editorial para publicar su libro. ¿Tú eres uno de ellos? ¿Lo has sido y has sufrido malas experiencias por las empresas que se aprovechan de los inexpertos e ilusionados autores? Entonces compartamos opiniones y consejos para evitar caer en la trampa a futuros incautos.


¿Acabas de publicar tu primer libro y te mueres de ganas por convertirte en el nuevo Carlos Ruiz Zafón o el nuevo Stephen King, J.K. Rowling...? ¿Llevabas años compartiendo en RR.SS. o blogs tus pensamientos y poemas y te has lanzado a una empresa más importante? ¿Has terminado esa novela que llevabas años escribiendo y tus amigos y familiares te han recomendado publicarla? Te comprendo, todos hemos pasado por alguna o varias de esas fases. El problema es que publicar, publicar de verdad, en papel, no es algo tan sencillo como parece a simple vista. No todos logran meter en Planeta su primera novela y se marchan a la playa a vivir como reyes mientras van escribiendo sin prisas otras novelas. Y lo peor de todo no es el rechazo de las editoriales serias, sino la cantidad de buitres que encuentras disfrazados de falsas editoriales, dispuestos a vender la pandereta a golpe de engaño e ilusión, con la esperanza de exprimirte hasta el último euro sin escrúpulo alguno.

Para no hacer muy extenso el artículo, sobre un tema del que ya se ha hablado largo y tendido en los últimos años y en muchos blogs, me limitaré a dar una serie de consejos o información valiosa para que los que andáis el camino por primera vez no tropecéis en las piedras más grandes.

Una editorial: Como el grupo Planeta (mencionado antes), es una empresa que compra los derechos de edición de tu libro. Eso significa que te paga por imprimir y vender tu libros en librerías físicas y online. Generalmente, pagan un adelanto de un euro por cada libro de la tirada. Si tienen pensado sacar 1000 ejemplares (algo lógico para un escritor novel) te pagarán 1000 euros de anticipo y el resto (unos 400 ó 500 euros) una vez vendidos los ejemplares. Si hacen más reimpresiones, volverán a pagarte otro anticipo y otro pago posterior (llamado royalty).

Si le comentas a tu editor que estás escribiendo una novela nueva y a éste le parece interesante la temática, aparte de haber visto que tienes talento y que tus libros se venden con facilidad, te pagará un anticipo por la nueva novela, en torno a un 30 ó 40% del valor de la tirada final (si son 5000 ejemplares, te pagarán unos 1500 ó 2000 euros). Si eres Ruiz Zafón, te pagarán dos millones de euros.

No te dejes engañar por editoriales de medio pelo, luego os definiré cuales son. Éstas te ofrecerán unas condiciones económicas muy por debajo de una editorial seria, y lo harán tratando de convencerte de que los escritores noveles deben empezar por editoriales pequeñas y aceptando esos tratos abusivos. Te prometerán vender mucho aunque recibas muy poco por cada venta unitaria. Rechazadlas sin dudar, no venderéis ni la cuarta parte de lo que os prometan y os costará cobrar las ganancias.

Una imprenta: Como el Círculo Rojo, es una empresa que se dedica a imprimir tu libro (el número de ejemplares que le pidas) y te los envía a casa. Luego debes venderlos por ti mismo. ¿Veis la diferencia? En el caso anterior te pagaban y hacían el trabajo, ahora, con la imprenta, te toca pagar y hacer tú el trabajo de venta y publicidad. Círculo Rojo y otras imprentas disfrazadas de editoriales te venden otros servicios aparte de la imprenta, tales como la maquetación, diseño de portada, corrección, traducción a otros idiomas, etc. Pero no dejan de ser servicios que tendrás que pagar; en el caso de editoriales reales, son ellas las que asumen ese coste, aparte de la venta y distribución en tiendas físicas y online. Una muestra de lo que digo es este párrafo sacado de la web de Círculo Rojo:

En Editorial Círculo Rojo podemos hacer tiradas desde 50-100-200-300-500-800-1000-2000 y hasta 5000 ejemplares a un precio más reducido que el que ofrecen las imprentas convencionales.

¿Ha quedado claro que no son editorial sino imprenta? ¿Ha quedado claro que viven de imprimir tu libro y no de venderlo?

¿Queréis más motivos para no caer en las redes de estas empresas? ¿Sabéis qué es el ISBN? Es el DNI de vuestro libro, es un código que indica el autor, el número de páginas y el editor del mismo para poder encargar ejemplares para su venta en librerías. Cuando tu libro es editado por una editorial seria, ellos pagan ese código y asumen la edición, para eso te han pagado por ella. Pero cuando contratas con una de estas imprentas disfrazadas de editoriales, colocan un ISBN propio en el que se otorgan el título de editores, cuando has sido tú el que realmente ha editado tu libro, ya que eres el que ha asumido todo el coste y riesgo de su imprenta (contando maquetaciones, correcciones y demás servicios que hayas contratado o realizado por ti mismo).

¿Mi consejo? Nunca contrates con una imprenta, te convencerán para contratar servicios que no necesitas, te dirán que tu libro es fantástico aunque no lo hayan leído siquiera, te dirán que venderás miles de ejemplares para que les compres una tirada muy alta y te darán la patada una vez les hayas pagado sus servicios. Claro que no son las peores empresas con las que te cruzarás en tu andadura...

Una Editorial de medio pelo: Por llamarla de un modo suave y no entrar en descalificaciones o insultos (ya hemos oído bastantes malas experiencias los que llevamos en esto unos años) son las que se dedican a vender humo. Son editoriales que no exigen dinero ni te cobran por impresiones, lo que las hace parecer más serias y comprometidas, pero te ofrecen el 5% de los ingresos de tus libros. ¿Perdona? Yo lo escribo, re-escribo, corrijo, maqueto, hago la portada, adapto a digital, etc... ¿y tu empresa se lleva el 95% de las ganancias? ¿Qué hacéis? ¿Vendéis 1000 millones de ejemplares gracias a vuestro fabuloso marketing? Ni por asomo.

Estas editoriales son empresas que viven de captar nuevos escritores, sin importar si son buenos o no. Contactan con ellos para ofrecerles la luna, un contrato con una presentación física en alguna librería o biblioteca de su localidad, impresión y distribución de una tirada física que oscila entre 100 y 300 ejemplares y la venta en formato digital en Amazon, Bubok y demás tiendas online. Pagan a trimestre o semestre vencido las ventas de libros digitales (aunque sin transparencia en el número de ventas) y a año vencido la ventas de libros físicos. Se comprometen a hacer el marketing y publicidad, aunque luego no pasan de un par de anuncios en su web y redes sociales; llegando a pedir a los autores que sean ellos los que promocionen los libros para aumentar ventas.

Aunque parezca una estafa en toda regla, muchos escritores noveles que sueñan con triunfar ven en este tipo de editoriales el camino a empezar para lograr dicho triunfo, aparte de los que son demasiado vagos como para autoeditarse, por el tiempo que conlleva hacerlo y por tener que asumir el trabajo de publicidad posterior para hacerse conocer. Pensad que una editorial seria gana más dinero por cada libro vendido que el escritor, ya que asume todo el riesgo y todos los costes, pero una imprenta o una editorial de medio pelo gana un porcentaje muchísimo mayor sin asumir el más mínimo coste ni riesgo.

Las editoriales de medio pelo son aquellas que viven de la ilusión y los familiares y amigos de los escritores noveles, que son los que compran los libros. Editan e imprimen un número ridículo de ejemplares para venderlos en la presentación y en las primeras semanas que se pone a la venta. Cuando el libro ha dejado de ser novedad y el autor ha dejado de hacer publicidad en sus propias redes sociales, lo abandonan para centrarse en nuevos autores que comiencen el ciclo económico que les hace ricos. Recordad que se llevan el 95% del precio final del libro, multiplicad 2000 escritores noveles por 100 libros que venda cada uno con cada uno de sus libros escritos por el 95% y tendréis unas cifras muy jugosas.

¿Consejo personal? No soy quien para dar consejos, pero... sigue autoeditando en Amazon y Createspace y espera a la llamada de una editorial de verdad. Si nunca llega, es que no vales la pena, pero te garantizo que ellos buscan talentos. Siempre es mejor autoeditar que vivir el mal trago de las dos alternativas (imprenta y editorial de engaño).

Experiencias malas hay a docenas por las redes sociales y por los blogs de los escritores, no vamos a descubrir nada nuevo, pero va siendo hora de unificar esfuerzos y sabiduría para evitar que haya tanto buitre aprovechándose de la ilusión de quienes solo quieren ver sus pensamientos publicados y a disposición del mundo.

Si te ha gustado y quieres aportar tu grano de arena, cuenta tu experiencia en un comentario y comparte luego el artículo. Juntos seremos más fuertes que ellos.


Quizá te interese algún otro artículo de opinión de este blog.

Comentarios

  1. Yo no tengo intención de escribir ningún libro, pero me ha parecido muy interesante tu artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Lebasi. Y nunca digas nunca jamás 😉

      Eliminar
  2. Pero las editoriales de medio pelo no se llevarían el 95% si le dan el 5% al autor. Pagan los costes de impresión (que debe restarse del precio final del libro) y luego entre la distribuidora y las librerías se llevan entre 25-30% cada una del precio final de venta del libro, con lo que esa editorial se quedaría entre un 15-20% del precio final del libro y el autor entre 5-10%.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hablamos principalmente de libros digitales. Los autores desconocidos no suelen vender en tapa blanda, por eso se hacen tiradas de 30-50 libros para el día de la presentación (aunque se le haya prometido al autor que serían 300). Casi todo lo que vende un desconocido es epub, y ahí no hay más costes que la comisión de Amazon o el vendedor que sea. Yo me llevo el 70% de beneficio con cada libro que vendo en Amazón, me parece que el 5% se puede considerar abusivo (o incluso delito).

      Eliminar

Publicar un comentario