ME GUSTA

Por qué no debes regalar tu libro


Entregar tu libro a blogueros, amigos y familiares para que te den su opinión, hagan una reseña publicitaria o te escriban una opinión en Amazon puede parecer una excelente idea, incluso las promociones de Kindle Select para regalar tu libro durante cinco días que elijas de entre los noventa primeros que esté a la venta. Pero como todo en la vida, el karma también aparece en este caso.


Y es que no todo es tan bonito como lo imaginamos en la mente o como nos lo describen en blogs sobre consejos para nuevos escritores. Intentaré sintetizar experiencias propias y también acaecidas a compañeros del sector.

Regalar a la familia y amigos es, en muchos casos, como arrojar ejemplares desde el balcón de casa. Y es que no todos tenemos hermanos, padres, primos o amigos que disfruten de la literatura como hobby; aparte, un libro regalado (aunque vaya dedicado, cosa difícil en un EPUB), suele convertirse en un compromiso para el receptor, que se siente forzado a leerlo aunque no le guste leer, o tener que apartar ese de Ken Follet que están leyendo para dedicarle tiempo al tuyo. La publicidad que suelen hacer luego en sus redes sociales o en círculos de amigos suele ser tan ínfima como estéril.

Muchos blogueros te pedirán o aceptarán tu libro, pero, ¿cuántos acaban leyéndolo? A veces no llega al 40% el número de artículos que ves con una crítica sobre tu libro de entre todos los que te pidieron un ejemplar. No he tenido tiempo, he estado liado, he estado enfermo, a ver si encuentro un hueco, ahora estoy con mil cosas y no sé si podré leerlo durante este mes... son excusas típicas cuando les preguntas cómo llevan la lectura de tu libro (y si les está gustando) aunque haya pasado más de un mes desde que te lo pidieron. Al final lo dejas por imposible. Creo que este tema da para un artículo interesante...

Las promociones gratuitas de KDP Select en Amazon suelen servir para que los coleccionistas —que no lectores— de libros gratis se descarguen tu libro y lo almacenen con otros 3.262 más que tienen en su kindle. No se sabe muy bien el motivo de tal afición, salvo la del coleccionismo de cosas gratuitas (como el que tiene 174 lápices de Ikea en su casa, el próximo sábado tengo que ir y cogeré otros diez o doce más). Puedes tener 500 descargas o compras de tu libro, pero luego no verás a nadie que te haga una opinión o que te mande un mail o privado por red social para hablarte de lo que le ha parecido tu libro o agradecerte que lo hayas puesto gratis.

¿Te vas decepcionando con lo que lees? Pues aún queda lo peor.
En un país con tanto pirateo como el nuestro, ¿pensabas que tu libro sería inmune a dicha tradición con arraigo ya patrio? Da igual que no seas Dan Brown o Stephen King. Cuando regalas tu libro en versión digital, pierdes el control de lo que ocurre con ese archivo; se copia, regala y distribuye por todo el planeta hasta acabar apareciendo en páginas de descargas gratuitas. Y ahora ve a la policía a poner una denuncia a una web registrada en Filipinas. Lo único bueno (si es que lo hay) de ser un escritor desconocido, es que será difícil que nadie busque tus libros en webs donde debes registrarte, dar tus datos bancarios y mil pasos más (todos ellos escalofriantes) para ver si es verdad que te puedes descargar un ebook y ahorrarte menos de tres o dos euros.

Espero que os haya servido de ayuda. Al final la decisión es toda vuestra, ahora disponéis de información y otros puntos de vista para tomarla.

Hazte seguidor del blog si te gusta el contenido. Ve a la página principal y dale a seguir en el botón de la derecha.



Comentarios

  1. No puedo estar más conforme con lo expresado en la entrada. Mi novela jamás pasó por manos amigas, y mucho menos por la de familiares ansiosos de no leerla. Ahora, transcurrido el tiempo, debo reconocer que ni la piratería ni los malos augurios se cebaron con "La morada de Dios".

    Hay vida en digital escritores. En mi caso más de 10.000 ventas en KDP.

    Un saludo y no regaléis vuestras ideas a nadie...

    ResponderEliminar
  2. Genial artículo que lleva mucha razón.

    ResponderEliminar
  3. ¿Entonces qué empleas como aliciente para que alguien pague por tu libro solo para reseñarlo, por ejemplo? Todas las editoriales, por pequeñas que sean, hacen envíos a Prensa, gratuitos por supuesto. El problema más bien radica en no saber decantar el posible público del libro y darlo a todo el mundo.

    ResponderEliminar
  4. Saludos Miss Fugu. El aliciente es la novela y su temática. Ese es el "gancho" que yo utilicé y me funcionó. Es cierto que las editoriales hacen envíos gratuítos, pero en el caso de los autores autopublicados enviar ejemplares en papel sería muy costoso. Lo mejor, siempre, es enviar la versión en digital junto con una invitación lo más personalizada posible.

    Todo esto y mucho más de mis técnicas de marketing para alcanzar la cifra de 10.000 ejemplares de "La morada de Dios" lo cuento (aquí me hago autobombo) en mi manual práctico humorístico "Embarazado de un BestSeller: 9 meses de éxito garantizado" https://goo.gl/6Zkvqf

    ResponderEliminar

Publicar un comentario